Se acercan las fechas de la felicidad general y todos tenemos que estar preparados! En Estocolmo ya han montado un mercadillo navideño que lo más seguro es que colmará de felicidad y buenas vibraciones a los más pequeños de la familia, a turistas en busca de nieve y, porque no, a los bebedores frioleros que se podrán hinchar con el típico vino caliente navideño… ho ho ho!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.