El uso de las bicicletas está enormemente extendido en Suecia. Haga frío, o calor (más frío, desde luego)  los pocos atrevidos que van a pie se ven obligados a atrincherarse en las faldas de las vías para dejar paso a las hordas de ciclistas que adornan el paisaje urbano. Estocolmo, al ser una urbe, no se ve tan afectada, pero otras ciudades, destacando la universitaria Uppsala, son un continuo traqueteo de estresados ciclistas que se apresuran por llegar a cualquier sitio al que sea donde vayan. De hecho, en Uppsala, es bastante habitual encontrarse montones de bicicletas abandonadas por las calles esperando a ser heredadas por cualquier persona, que probablemente la volverá a abandonar en una noche etílica y volverá a ser adoptada por otra persona; asi sucesivamente durante toda la vida útil de la bicicleta…

Tener en cuenta que aquí es obligatorio el uso de cascos para menores de 15 años, independientemente si van solos, subidos con un adulto o en un acople.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguir leyendo “Bicicletas”

Anuncios