Durante los últimos días hemos tenido la ¿suerte? de haber superado levemente los cero grados. Esto ha hecho que la nieve, acumulada durante los últimos meses se haya empezado a derretir convirtiendo las calles del centro de Estocolmo en una pista de patinaje gigantesca. Caminar por las calles del centro se convierte en toda una odisea y es bastante gracioso observar a la gente haciendo equilibrios para no darse de bruces contra el suelo.

Además, la nieve y el hielo que se ha ido acumulando en los tejados también se empieza a derretir y si caminas por debajo de los edificios es bajo tu cuenta y riesgo ya que sin darte cuenta es muy fácil que te veas sepultado bajo una montaña de nieve que cae precipitadamente sobre ti. No es broma. Ayer, dos personas resultaron heridas por esto.

El cartel dice "riesgo de resbalar y de estalactitas de hielo"Pues ya sabeis! Si paseais por cualquier ciudad escandinava ahora mismo, lo mejor es que os calzeis con algo así como zapatos con pinchos y un casco; si vais por el campo también conviene añadirle un pararayos al casco, porque caen sobre la gente.

Si eres una persona de buen humor, te reirás mucho viendo caminar a la gente con cautela y precaución; como si fuesen pingüinos!

Anuncios